• La oración 8 parte - Henry Clay

Insistiendo con Dios - 8va. Parte


Hoy hablaremos sobre la importancia de perseverar en la oración.

Persistir, insistir, interceder, pedir, orar, clamar, no callarnos ante Dios, si es posible... fastidiarlo de día y de noche, hasta ver cumplidas sus promesas.

¿Esto es así? ¿Ese es el plan de Dios respecto a la oración? ¿Esa es una actitud que Dios desea de nosotros?

En esta enseñanza aprenderemos:

  • La importancia de la oración en la vida del creyente.

  • La insistencia en la oración para la extensión del Reino de Dios.

Si el evangelismo es levantar a los muertos y la predicación es hablarle a los sordos... ¿crees que esto es posible sin la ayuda y dependencia de Dios?

Sabemos que la oración es crucial para salir victoriosos en la batalla de la fe; por eso el diablo hará lo imposible para destruir nuestra vida de oración o mantenernos ocupados con tal de que no tengamos tiempo para doblar las rodillas.

¿Cómo persistir en la oración?

Te compartimos DOS IDEAS PRÁCTICAS:

TENER UN CUARTO DE ORACIÓN: Podrías destinar un altillo, un sector de tu hogar, el jardín o un cuarto desocupado en tu lugar de trabajo a fin de reservarlo exclusivamente para pasar tiempo con el Señor. Tener un lugar reservado para orar te ayudará a tener una cita con Dios cada día, podrás enfocarte y ser más disciplinado en esta área.

TENER UN COMPAÑERO DE ORACIÓN: Te animamos a que cada semana puedas juntarte o hablar telefónicamente con un hermano en la fe para orar, para interceder por tus hermanos y clamar por la extensión del Reino.

Es como ir al gimnasio. Si acuerdas asistir con tu amigo... ¡probablemente nunca faltes! aunque a veces estés cansado, sin fuerzas o desanimado.

¿Estarías dispuesto a implementarlas?

Cuéntanos tus experiencias haciendo clic aquí


10 vistas

© 2017 Creciendo Firmemente

Desea ayudarnos?
  • Gris Icono de Instagram
  • Grey Facebook Icon